lunes, 22 de agosto de 2016

Nieve en otoño. Irene Némirovski


Irene Némirovski
Nieve en  otoño

Ed. Salamandra
93 pg.

     Pienso que la vida de Irene Némirovski es aún más apasionante que sus libros. Nació en 1903 y fue asesinada en Auschwitz en 1942. Con una infancia infeliz y solitaria; huyó de la revolución bolchevique y se estableció con sus padres en París en 1919, donde estudió letras en la Sorbona.
            Dejó a sus dos hijas una maleta que éstas conservaron durante decenios, en ellas encontraban el manuscrito de Suite Francesa que se publicó 2004 y fue todo un fenómeno editorial

            El New York Times la había bautizado, por la capacidad para reflejar las contradicciones de la vida y sus complejidades morales, como la sucesora de Dostoievski.

            1.  Un Breve relato sobre el exilio y la nostalgia. Acabas con la sensación de haber realizado un intenso viaje emocional. Alrededor de un personaje el aya de una familia, separada, obligada a huir y arruinada por la guerra.

            2. De reprocharle algo, pues que parece más un soltar el bolígrafo para dibujar unos personajes que contar una histotia.


Nota: 9

jueves, 18 de agosto de 2016

El instinto de la Felicidad. Andre Maurois

André Maurois
El instinto de la Felicidad

Ed. Planeta
139 pp.

         Tenía ganas de leer algo de este autor, y mi encuentro casual con él no ha sido vano.

          El silencio como un instrumento imprescindible para la conservación de la felicidad. El amor se hace cómplice del silencio; es una breve historia donde la verdad es una realidad que no puede ser compartida.

         Se va desvelando la historia de una mujer y su marido a partir de la boda de su única hija.

         1. Una historia sencilla, con momentos de intensidad psicológica, que cuando parece que te recuperas vuelve con otra historia. Breve. De ágil lectura. Muy bien escrita. El tener que contar o no “todo” en el matrimonio y el “derecho” a una intimidad, es algo que indirectamente también se aborda. Creo que es interesante y te ayuda a pensar …solo y …con otros.

         2. No sabría decir que echo de menos, quizá cerrar la historia.


Nota: 9

martes, 16 de agosto de 2016


Ignacio Vidal-Folch
La Cabeza de plástico

Ed. Anagrama
120 páginas

         1. Me parece que está muy bien escrita, y apunta el dominio de la lengua del autor. Se agradece la brevedad de la novela. A mi modo de ver dos temas de fondo: el juego psicológico, el “análisis” del arte contemporáneo.
         Me ha parecido que describía mejor la psicología del protagonista; mantiene al personaje sin quiebra a lo largo de la novela. En cuanto al segundo tema unas palabras que pone en el profesor de estética y que van dirigidas al director del museo

            …te rogaría que cuando te refieras a las cosas que estáis exhibiendo desde hace treinta años en esas funerarias que son los museos no mencionases los conceptos «artista» y «arte». Si entendemos como arte las obras que proporcionan satisfacción de las necesidades de armonía espiritual y estética, o que incorporan al mundo lo que yo llamaría «espacios de sentido», esas cosas nada tienen que ver con él.

         Se lee muy fácil, está muy bien editada.

            2. En cuanto a lo que me ha gustado menos:
            Me recordaba (por el recurso literario que utiliza) a una novela de Franz Werfel y esa “perdida” de originalidad en esta y la maestría de aquella (“Una letra femenina azul pálido”) pues …
            El segundo tema del arte, me parece que podía haberse trabajado más documentándose sobre el tema en libros “especializados
            El final parece más un “se acabó” que un ir “apagandose”.



Nota: 7