domingo, 12 de octubre de 2014

Francisco Rico. Cervantes


ya he dicho alguna vez que las letras no solo pueden ser para entretener; y que los que tienen el don de escribir, no solo pueden mirarse a sí mismos o a lo que escriben. Dejo a D. Francisco Rico que lo dice -con Cervantes- mejor que yo ...


... Es que la moda de la época ponía en los altares la literatura de la literatura...la literatura para iniciados y selectos, menos alerta a la enjundia de los conceptos que a la manera de "intrincarlos y oscurecerlos". Cervantes, por el contrario creía en una literatura de la verdad, de la experiencia y de la vida: una literatura abundante en casos estupendos, no ajena siquiera al prodigio, pero atenida fundamentalmente al criterio de la verosimilitud, ...una literatura amena y ejemplar, escrita "a la llana, con palabras significantes".

miércoles, 24 de septiembre de 2014

El Velo Alzado. George Eliot

George Eliot
El Velo Alzado
pp.100
escrita en 1859


          Decía Virginia Woolf de la mejor obra de Eliot (“Middlemarch”), con un cinismo típico inglés, que “es una de las pocas novelas inglesas escritas para adultos.

           “El velo alzado” parece una historia típica victoriana … presenta con ligereza a los personajes, predice una tormenta de rayos y truenos … una historia de amor que no llega, … uno de los protagonistas posee ciertos poderes para leer el pensamiento de algunas personas.

          1. Es una novela breve y bien escrita. Fácil, ligera y de rápida lectura. Con descripción psicológica de los personajes. Con temas universales del ser humano: el dolor y el sufrimiento, la desilusión, el desamor, la conciencia. Y, sobre todo, la maldad cierta  crueldad, la infelicidad, la debilidad, la predilección del cariño de un padre por un hijo. La falta de una madre.
          Quizás lo que más me ha interesado es algo en lo que pienso con cierta frecuencia… La desazón del artista: del poeta, del pintor –salvo el barroco-, del escritor…

          2. Creo que no acaba de mantener el carácter de los personajes, te da la sensación de que anuncia algo que no llega… como si se le escapara y se queda solo en un apunte … en el que pone fin … ¿y ya está?.

Nota: 7



lunes, 25 de agosto de 2014

Vinieron como golondrinas. William Maxwell

William Maxwell
Vinieron como golondrinas
pp. 156 Ed. Asteroide
Periodista, durante cuarenta años el editor de ficción de The New Yorker; publicó a autores como Salinger, Updike, Cheever o Flannery O’Connor.

          La historia es contada por los tres miembros de una familia: un niño de ocho años, su hermano mayor (debe tener 12 o 14) y el padre de ambos. Los tres hablan de su madre y esposa. Tres formas de mirar el mundo y de experimentar el dolor, tres puntos de vista para componer el retrato de la madre.

          1. Me ha gustado: porque es breve; porque toca temas que me interesan: el dolor, la muerte, lo que supone una madre, la familia inmediata y próxima. Es un homenaje a las madres que dan su vida por la familia ­–aunque no sea un trabajo remunerado-, sin ella, nada tiene sentido

          2. No me ha gustado que: No aparece un miembro femenino en la familia que complete el cuadro. Es otra sensibilidad a aportar. La idea es muy buena, el desarrollo … demasiado breve, o no ha sabido definir con trazos más firmes la visión de cada uno. No ha acabado de cogerme.

          Bunny, el hijo pequeño, su madre como un ángel custodio, una protectora nata bajo cuyo amparo nada malo puede suceder;
          Robert, el hijo mayor, la contempla como alguien que intercede por su hermano menor constantemente, relegándole a un injusto segundo plano; también aporta una faceta diferente y sutil: la percepción de su madre como un ser frágil y necesitado de apoyo
          James, el marido, es sin duda la más clarificadora: para él, nada tiene sentido sin Elizabeth; descubre que la vida que él ha conocido, ordenada y sin perturbaciones, se ha sostenido por la intervención de ella, ahora nada encaja.


Nota: 7

sábado, 9 de agosto de 2014

domingo, 3 de agosto de 2014

La Gaviota. Chejov

La Gaviota
Anton Chejov (1860-1904)
Teatro
Rusia
            Es la peripecia sentimental de dos actrices de teatro, una veterana y otra aspirante, y de dos dramaturgos, uno de éxito y otro bisoño. Cuatro actos, muchos diálogos y poca acción.


         1. Me ha gustado: Mi primera incursión en el teatro ruso. Muy breve. Drama (esto me interesa pues le estoy dando vuelta a la catarsis). Los personajes están muy marcados; una: soberbia, egoísta, dominadora; frente a una cierta ingenuidad, inexperiencia, enamoradiza, superficial. Enamoramiento, traición, deslealtad, muerte, ambición…

         2. No me ha gustado: Dicen los estudiosos sobre el teatro de Chejov que “Sus obras maduras carecen de figuras centrales bien definidas, mas bien son retratos de un grupo que eventualmente se subdivide en solos, dúos o tríos sin fuerza suficiente para ser protagonistas”. ¿Ha sido esto lo que ha hecho que no me cogiera en exceso?. No hay muchas virtudes que resalten.
Nota: 7



jueves, 31 de julio de 2014

Javier Marias. Isak Dinesen

Isak Dinesen (baronesa Karen Blixen) Nacida en 1885, era diez años menor que Mann, cinco menor que Musil, tres menor que Joyce, dos menor que Kafka, uno menor que Broch, tan sólo doce mayor que Faulkner. Es decir, era una estricta escritora contemporánea. Sin embargo, poco o nada tuvo que ver con ellos … resultó escritora casi sin proponérselo …Tardía
En África había comenzado a escribir -pero sobre todo a contar- para deleitar a aquel amante anticuado e inquieto, a sus pocos amigos europeos, a los indígenas con quienes convivía. Con estos últimos, oyentes tan espléndidos como los niños, formó su estilo… "Pero antes -de redactar los dos primeros de sus famosos Seven Gothic Tales- aprendí a contar cuentos... tenía el auditorio perfecto. Los blancos ya no son capaces de escuchar un cuento recitado. Se remueven o se adormecen. Pero los nativos todavía tienen oído. Yo les contaba cuentos continuamente, de todo tipo. Y todo tipo de disparates. Yo decía: "Había una vez un hombre que tenía un elefante con dos cabezas"... y al instante estaban deseosos de saber más. ¿Oh? Sí, pero, Mem-Sahib, ¿cómo lo encontró? ¿Y cómo se las arreglaba para darle de comer?", o lo que fuese. Les encantaba semejante invención". (escribe la misma Dinesen).
  
          Nunca se me ocurriría decir que los cuentos de Isak Dinesen son para niños en el sentido despectivo en que habitualmente se utiliza esta expresión; antes al contrario, una de sus mayores virtudes fue la de lograr una fórmula -o más bien seguir una tradición casi olvidada- que podría definirse como de "cuentos maliciosos" -o quizá "cuentos impunes"- en contraposición tanto con los cuentos ingenuos como con los cuentos crueles. Los niños son con frecuencia estas dos últimas cosas, rara vez, en cambio, son maliciosos o quedan impunes.
            A la pregunta de si rescribía muchas veces sus cuentos, contestó: "Oh, sí, lo hago, lo hago. Es infernal. Una y otra vez". Y aún lo dejó más claro: "Pues sólo si uno es capaz de imaginar lo que ha ocurrido..., de repetirlo en la imaginación, verá las historias, y sólo si tiene la paciencia de contárselas y volvérselas a contar (Je me les raconte et reraconte), será capaz de contarlas bien".
            Hannah Arendt, en un breve ensayo sobre Isak Dinesen, ha afirmado que lo que ésta hizo es único y no tiene igual en el siglo XX…
            El reino del cuento -a pesar de los esfuerzos de numerosos escritores contemporáneos por contaminarlo con modos, con gestos, con ademanes propios de esa bastarda sin hogar que es la novela- no pertenece a la historia ni está sometido a sus cambios, como tampoco lo está el del mito.
            Hemingway tuvo un momento de lucidez al respecto cuando manifestó que el premio Nobel que se le entregaba debería haber ido a parar a manos de Isak Dinesen.
            "Ehrengard" es, en algunos aspectos, un epítome de toda su obra. En esta pastoral concebida a la sombra del Diario de un seductor de su otro compatriota ilustre, Kierkegaard… cuentista que sacrifica cualquier regla si le es preciso para la eficacia de la historia, está bien presente, incluso explícito, el lema que Isak Dinesen adoptó durante la última etapa de su vida, "A Dios le gustan las bromas".
            Según la propia Isak Dinesen, "todas las penas pueden soportarse si se meten en una historia o se cuenta una historia acerca de ellas".
            …se puede -se debe- convertir la vida en arte a posteriori, pero difícilmente la idea artística en vida…

            …probablemente la reflexión más inteligente… acerca del arte de contar cuentos y que muestra hasta qué punto aquella anciana baronesa consumida por la sífilis y de rostro cadavérico en sus últimos años…: "Donde el cuentista es leal, eterna e inquebrantablemente leal a la historia, allí, al final, hablará el silencio. Donde la historia ha sido traicionada, el silencio es tan sólo vacío. Pero nosotros, los fieles, cuando hayamos dicho nuestra última palabra, oiremos la voz del silencio... ¿Quién, entonces, cuenta mejores cuentos que cualquiera de nosotros? El silencio. ¿Y dónde lee uno cuentos más profundos que en la página más perfectamente impresa del más precioso libro? En la página en blanco. Cuando una regia y valerosa pluma, en su momento de mayor inspiración, haya puesto por escrito su cuento con la tinta más rara de todas, ¿dónde, entonces, puede uno leer un cuento aún más profundo, más dulce, más alegre y más cruel que ése? En la página en blanco."

viernes, 25 de julio de 2014

Ehrengard. Isak Dinesen


Ehrengard
Isak Dinesen
Anagrama
pp. 126 (con 20 de prólogo)

            Un delicioso prólogo de Javier Marías. (le dedicaré un post)
            1. Un cuento y, como tal, breve. Con la ironía y a la vez delicadeza que cabía esperar de la baronesa Karen Blixen (firmaba con pseudónimo masculino: Isak Dinesen o Pierre Andrézel ) “que hablaba como la lluvia y contaba como Sherezade”. Leo en una crítica de un “cultural” Difícilmente se encontrará en nuestra época un cuento tan bien contado como éste (me parece algo exagerado). Dividido en tres partes, a modo de escenas (sin capítulos) hasta la tercera no entras en desenmarañar la historia en un ritmo trepidante.

            2. Entremezcla en la trama algunas largas cartas de uno de los personajes, que para mi gusto enredan en exceso. Para el crítico:  La complejidad del relato está en sí mismo, no en el modo de narrarlo. (para él … que sabe más … no para mi).


Nota: 8

martes, 22 de julio de 2014

Contar un cuento

"Pero antes -de redactar los dos primeros de sus famosos Seven Gothic Tales- aprendí a contar cuentos... tenía el auditorio perfecto. Los blancos ya no son capaces de escuchar un cuento recitado. Se remueven o se adormecen. Pero los nativos todavía tienen oído. Yo les contaba cuentos continuamente, de todo tipo. Y todo tipo de disparates. Yo decía: "Había una vez un hombre que tenía un elefante con dos cabezas"... y al instante estaban deseosos de saber más. ¿Oh? Sí, pero, Mem-Sahib, ¿cómo lo encontró? ¿Y cómo se las arreglaba para darle de comer?", o lo que fuese. Les encantaba semejante invención".


(Isak Dinesen)

lunes, 21 de julio de 2014

Ehrengard-Prólogo de Julian Marías


Sobre el cuento escribe Javier Marías en el prólogo a en Ehrengard

De los cuentos contados, transmitidos, orales, susceptibles de repetición, de hecho necesitados de repetición, como bien saben los mejores y más entendidos oyentes de cuentos, los insomnes y los niños. La propia baronesa Blixen veía clara la diferencia: "Uno puede CONTAR "Alí Babá y los cuarenta ladrones", pero no podría CONTAR Anna Karenina".
 ...
El reino del cuento -a pesar de los esfuerzos de numerosos escritores contemporáneos por contaminarlo con modos, con gestos, con ademanes propios de esa bastarda sin hogar que es la novela- no pertenece a la historia ni está sometido a sus cambios, como tampoco lo está el del mito.

sábado, 19 de julio de 2014

La Gangrena. Mercedes Salisachs


La gangrena 
Mercedes Salisachs
Premio Planeta 1975

            1. Aunque en algunas reseñas que he leído apuntan a una novela costumbrista que narra la “realidad” de España entre los años de la guerra civil y los años 70. A mi lo que más me interesa es el análisis psicológico de cada personaje. Lo malo que es el personaje central, y como se vuelve contra él por la erosión de su conciencia de su intimidad. Si habéis leído Eichmann en Jerusalén, entenderéis lo que dice  Hannah Arendt, sobre la banalidad del mal. Es dura pero muy bien escrita. Aprecias cada detalle de bondad como un soplo de aire fresco. Te hace sentir desagrado por lo malo. Se le ha hecho mucha injusticia a una autora que merece ser leída y que nunca te defrauda. También cómo refleja el miedo y la continua huida en la que vive el hombre que hace las cosas mal … siempre escondiéndose en la mentira.

            2. No me atrevería a decir que extrema la maldad, después de la referencia que he hecho a la filósofa en el n.1, pero es el único pero que le pongo.
Nota: 8

domingo, 13 de julio de 2014

Cinco horas con Mario. Delibes

Cinco Horas con Mario
Miguel Delibes
192 pp.
          Eso es lo que se tarda en leer esta novela de un tirón. Un examen de conciencia en voz alta, con la excusa de hablar del difunto marido.

Retrata la España de una época a través de los recuerdos de una viuda.

          1. Excelente ejercicio de introspección del personaje. La psicología de una mujer escrita por un hombre. Muy bien escrita. Castellano delicioso. No hay altibajos en los caracteres que se dibujan de los personajes. Se lee fácil. España años 60, hacer juicios puede resultar gravemente anacrónico.

          2. La reiteración a veces, se me ha hecho un poco pesada. Creo que no se justifica las reacciones de los hijos.



Nota: 8

jueves, 26 de junio de 2014

Nuevo arte de pensar. Jean Guitton


Nuevo arte de pensar
Jean Guitton
Ed. Encuentro
pp. 136 páginas

          Todo pensar se inaugura con un acto de admiración…

          1. Breve. Fácil de leer. Realmente te ayuda a iniciarte en el arte de pensar (ya te dice que no es una técnica) . Te da razones de por qué y qué leer. Te dice cómo ver un cuadro. Despierta la capacidad de asombro. Vienen muchas citas de grandes pensadores.

          2. Es un ensayo tan breve, denso y completo, que no encuentro nada negativo.

          Resumo los títulos de los capítulos, por el interés que despiertan
I.                … de cultivarse en uno mismo la capacidad de admirarse
II.              De la Invención y del Juicio.
III.           De la Elección
IV.           De la Distinción
V.              La Contradicción

Nota: 9


domingo, 8 de junio de 2014

La Tragedia de Julio Cesar. Shakespeare

La tragedia de Julio César
William Shakespeare
pp. 201 (en formato epub)
          Escrito en 1600, Recrea la conspiración contra Julio Cesar y sus inmediatas consecuencias. César no es el centro de la acción, sino más bien su hijo Bruto y Casio frente al amigo, Marco Antonio. La trama gira en torno al honor el patriotismo, la amistad, el poder… Para los críticos la primera de las cinco mejores tragedias escritas por Shakespeare (después Hamlet, Otelo, Rey Lear y Macbeth)
          Su argumento se basa en Vidas paralelas de Plutarco (historiador griego del siglo I)
          Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez (Julio César)
1. Se lee fácil. Es breve. Aborda temas de la naturaleza humana: amistad, ansias de poder, lealtad (más bien falta de lealtad)… la débil naturaleza humana.

          2. En mi ignorancia esperaba más César, pero no es una obra sobre César. Me gustó más Hamlet o Macbeth.


Nota: 8

domingo, 18 de mayo de 2014

Memoria y Creacion

(algunos extractos del EPÍLOGO)
KATRINA, MI HEROÍNA DE FICCIÓN. Rosa Regás
          Y hacia el final del libro ocurre un hecho conmovedor. Katri­na … entra en una iglesia para sentarse y des­cansar. Para mí ésta es la escena fundamental de toda la historia, es una escena que recuerdo con todo detalle y que sin embargo, como he podido comprobar hace unos días, cuando he vuelto a hojear Katrina, no existe más que en mi imaginación.
          (…) más sensa­ciones y sentimientos me ha provocado, la que me ha mostrado con mayor claridad lo que yo quería que fuera mi futuro, la que me ha ayudado a encontrar la pauta de la mujer que yo quería ser ….
           (…) Hasta qué punto la memoria, que es la que mantiene viva la impresión de la lectura, nos juega malas pasadas. La memoria, que es la base de la crea­ción, lo cambia todo, lo distorsiona todo. La memoria esconde lo que le interesa y hace aparecer lo que creíamos olvidado; inventa y atribuye pensamientos y palabras a personajes que siempre estuvieron mudos, los arrebata a otros que no callaron, da más importancia a una cosa que a otra; cambia las dimensio­nes; cambia los tiempos... —¿quién de nosotros no ha vuelto, por ejemplo, a la casa de su infancia y la ha encontrado reducida en relación con la del recuerdo que de ella tenía?; (…) la memoria, que conserva impolutos nuestros recuerdos, nos los va devolviendo incrementados, embellecidos, o desbaratados y convertidos en monstruos que nos acechan en los sueños. De tal forma que nuestra imaginación y nuestra historia se van poblan­do de mitos. (…)  Lo atractivo del pasado es que se transforma constantemente, lo transforma la memoria, …

          En el caso de Katrina soy consciente de que la memoria me ha jugado malas pasadas, pero también sé que sólo ella, en sus infinitas transformaciones, habría podido revelarme lo que escondía la conciencia, lo que estaba latente en algún rincón de la mente o donde se guarden las emociones, las esperanzas y los proyectos inconfesados. Y que si no hubiera sido por esta me­moria que no ha dejado de transformarse al ritmo de mi propia vida, tal vez nunca hubiera sabido muchas de las cosas que aho­ra le atribuyo a Katrina.

          (…) nos habla de problemas sociales que me son ajenos, … y sin embargo he elaborado (todos nosotros lo hacemos) una novela distinta a la que ella escribió. (…), lo que nosotros vemos en una pintura o lo que leemos en una novela casi nunca tiene nada que ver con lo que ha querido expresar el autor, porque nosotros fabulamos a partir de unas experiencias distintas a las de los autores.

          … a partir de una novela, pero tam­bién a partir de mi experiencia, de mis miedos, de mis esperan­zas, …, mi fantasía ha fabulado una Katrina que apenas tiene que ver con la des­cripción que de ella hace Sally Salminen. Y todo esto gracias a uno de los infinitos milagros de la creación, esa mágica capaci­dad de los hombres de inventar un mundo coherente con su propia evolución, con su propia vida.

          Memoria y creación. Creación que nace de la memoria a pesar de sus iniquidades y de sus trampas
ROSA REGÁS